¿No paras de estornudar? Cómo tratar las alergias ambientales más comunes 

img articulo

Las alergias ambientales más comunes no son realmente graves, pero pueden resultar muy molestas. Sabemos que, en el mundo, una de cada 10 personas es alérgica y los especialistas creen que la tendencia está en aumento, gracias al cambio climático y al estilo de vida.  

Pero ¿qué es exactamente una alergia ambiental?   

Una alergia ambiental es una reacción exagerada a ciertos elementos del entorno que por sí mismos no son nocivos, pero pueden desencadenar síntomas en individuos que presentan susceptibilidad. Frecuentemente, quienes padecen alergia ambiental provienen de una familia en la que varios miembros son propensos a determinados factores. Hay alergias ambientales persistentes, que se dan por condiciones hogareñas, y alergias ambientales estacionales, ligadas a las características de, por ejemplo, la primavera (aunque pueden ocurrir en otras temporadas).  

Las alergias ambientales pueden manifestarse con los siguientes síntomas:  

alergia sintomas

*Escurrimiento nasal que dura de una a dos horas y estornudos que suceden en episodios repetitivos de cinco a diez estornudos. También comezón en la nariz, lagrimeo y congestión nasal.  Esto lleva el nombre de rinitis.  

*Dolor en la frente, pómulos, a los lados de la nariz y en la cabeza. Se trata de sinusitis, otra reacción que ocurre también por alergias ambientales comunes. Se suman a estos síntomas descargas de mucosidad desde la nariz hacia la garganta y carrasperas frecuentes.  

*Inflamación de la piel en forma de urticaria (dermatitis atópica) que puede incluir picor y desaparecer en 24 horas. A veces también se presentan hinchazones y hormigueo en párpados, lengua o labios.  

*Asma: una condición respiratoria que se caracteriza por falta de aire, opresión torácica y dolor frontal y posterior de pecho y sensación de ahogamiento. 

Ahora bien ¿qué sustancias son las responsables de causar estas reacciones?  

Cinco detonadores de alergias ambientales comunes 

*Moho: se forma en habitaciones mal ventiladas, baños, espacios con aire acondicionado, especialmente en zonas tropicales. 

*Mascotas: tus mejores amigos animales pueden desencadenar reacciones alérgicas (los pelos de gatos y perros y la caspa suspendida en el aire o esparcida en muebles son alérgicos muy comunes). 

*Pólenes: aunque no lo veamos, este polvo amarillo proveniente de flores, plantas y árboles llega tu nariz apenas empieza el tiempo cálido. 

*Polvo: Partículas de desechos, bacterias y hongos son capaces de ponerte a estornudar e irritan ojos, narices y garganta. El elemento clave que detona el problema son los ácaros, microorganismos que se alimentan de las células muertas de la piel humana y se encuentran a menudo en la ropa de cama.  

Si bien evitar la exposición al alérgeno es lo más recomendado para no sufrir una alergia, esto no siempre es posible (¡no podemos detener el viaje del polen!). Sin embargo, ya existen medicamentos específicos para las alergias como por ejemplo los antihistamínicos, que eliminan las molestias de los picores, los estornudos y la congestión nasal. Los corticoesteroides, por su parte, tomados o inhalados ayudarán a aliviar las molestias respiratorias.  

Recuerda que no es recomendable automedicarte, siempre será mejor consultar con un especialista qué tipo de medicina es la que corresponde según tu caso.  

Con SuperDoc puedes checarte con médicos profesionales desde tu celular y sin salir de casa. Si quieres hacerlo ahora, es muy fácil, solo tienes que hacer clic aquí y mandarle un mensaje por WhatsApp a SuperDoc. 

Medicina y Salud

Chécate con SuperDoc

Compartir

Relacionados