El síndrome metabólico: un mal que acecha tu salud 

img articulo

El síndrome metabólico no es una enfermedad, sino un conjunto de condiciones que, sumadas, pueden aumentar tus chances de desarrollar una enfermedad cardiovascular o diabetes mellitus. Una persona que padece, al mismo tiempo, presión arterial elevada, concentraciones altas de glucosa y/o lípidos en sangre y una incrementada circunferencia abdominal, tiene síndrome metabólico.  

Los estudios señalan que los pacientes con síndrome metabólico tienen dos veces más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y cinco veces más de padecer diabetes mellitus en los siguientes cinco a diez años.  

En México, nueve de cada 10 individuos adultos presenta al menos una de estas alteraciones (el síndrome metabólico se diagnostica si presentas al menos tres de ellas). Según la encuesta ENSANUT 2018, la mitad de la población mexicana sufre hipertensión arterial, más del 10 por ciento vive con diabetes y el 75 por ciento con sobrepeso u obesidad.  

¿Cómo saber si debes preocuparte?

Indicadores de síndrome metabólico 

Las últimas investigaciones científicas señalan que hay que extremar precauciones e intentar revertir el riesgo si se presentan al menos tres de estos factores determinantes: 

metabolismo sobrepeso
  • Más de 90 centímetros de cintura en hombres (las medidas se toman a la altura del ombligo). 
  • Más de 80 centímetros de cintura en mujeres. 
  • Triglicéridos de 150 miligramos por decilitro (mg/dl). 
  • Menos de 40 mg/dl de colesterol HDL en varones y menos de 50 mg/dl en mujeres. 
  • Glucosa en ayunas de 100 mg/dl. 
  • Presión arterial igual a 130/85 mm Hg. 

Obesidad, el detonante mayor del síndrome metabólico 

De acuerdo con los especialistas, la obesidad abdominal es el principal detonante del síndrome metabólico. Es numerosa la evidencia que muestra que la causa más frecuente del sobrepeso y la obesidad es la ingesta exagerada de carbohidratos refinados y grasas de mala calidad, presentes especialmente en los productos ultraprocesados. Cuando estos malos hábitos prevalecen y los niveles de colesterol malo se mantienen en la sangre de los pacientes, se crea en sus organismos una capa de grasa y glóbulos blancos al interior de las paredes de los vasos sanguíneos, fenómeno que a su vez genera una reacción inmunológica de inflamación que hará los tejidos más susceptibles a una obstrucción o un derrame. Así, en parte, se va formando la “bomba de tiempo” que implica el síndrome metabólico.  

La vida sedentaria no ayuda para nada. 

Las recomendaciones para combatirlo servirán para mejorar tu salud en todos los sentidos.  

Se indica: 

  • Perder peso. 
  • Ejercitarse a menudo. 
  • Llevar una dieta balanceada para mantener la presión arterial, y el azúcar y las grasas en sangre bajo control. 
  • Dejar de fumar y consumir alcohol con moderación. 

Si es necesario, un médico puede prescribirte medicina para ayudar a mantener tu presión arterial, glucosa y colesterol en niveles adecuados. Si crees que puedes necesitar ayuda en este diagnóstico. 

Recuerda que con SuperDoc tu primera consulta es gratis.

Atiéndete de forma rápida, económica y efectiva. 

Sintomas

Chécate con SuperDoc

Compartir

Relacionados